jueves, enero 17, 2008

Primer artículo en Público

Me he pasado a Público y hoy sale mi primer artículo. El País era estupendo, pero las cosas de palacio iban un poco despacio; más que nada, porque no había mucho espacio disponible en la sección de ciencia. En Público me han dicho que puedo publicar semanalmente, o incluso más si quiero. Aunque la verdad, el trimestre escolar se me está liando tanto que con poder llegar a una vez a la semana me contentaré.


Por cierto, el inventor del artículo es un tipo encantador. Cuando le llamé para entrevistarle, la conexión telefónica iba fatal: no me oía y le tenía que repetir todas las preguntas a grito pelado. Me frustré un poco. Pero cuando acabamos, me dijo: "Siento mucho que la calidad de la llamada fuera mala, más que nada porque te he hecho repetirte muchas veces y tal vez te haya afectado un poco la moral". Eso es tener empatía.

11 comentarios:

Mario dijo...

Ese es el tipo de cosas que dices "¿Por qué no se me habrá ocurrido antees'" :(

defak dijo...

Enhorabona per les col·laboracions. I a veure si, tal com diuen els comentaristes del teu article, aquesta troballa noq ueda en un no-res.

Ricardo Baticón dijo...

Buenas,

no sé como he venido a parar a tu blog, me imagino que por alguna afinidad con alguna peli de nuestro perfil.

Público es un periódico que he conocido este mismo viernes, que le compré porque regalaban la peli El Hundimiento. Que te vaya bien tu nueva etapa profesional!

Un saludo,

Ricardo.

MM de planetamurciano.tk dijo...

Felicidades!

Cristina dijo...

Hola MJ

Te doy las gracias por haberme descubierto el googlepages, porque por fin voy a tener una pagina web (bueno, estoy a medio camino,no es tan facil hacer una cosa decente), sin necesidad de pedir ayuda a terceros...

Yo tambien soy periodista (mayormente cientifica) en lengua ajena, me han hablado de ti y de ahi que haya encontrado tu blog. Yo tambien tuve un blog hace mucho tiempo, pero lo deje cuando empece a dedicarme al periodismo, así que admiro tu perseverancia!!! Que envidia las fotos de hawai, yo estoy venga a pasar frio...

Cuando tenga un poco mas de tiempo próximamente te escribire un email como dios manda, porque tenemos muchas cosas en comun!

A seguir bien!

ps esa fiesta del jersey feo está muy bien pensada!

saconca dijo...

Hey Meri Joe!!

Enhorabona! Espero que aquesta sigui la primera de moltes col·laboracions a Publico. Endavant!!

MJ dijo...

@Todos: Gracias, buena gente!

@Cristina: sí sí, escríbeme, que me has dejado intrigada!

Lynx dijo...

¡Enhorabuena, MJ! Conocí tu blog por Mario y me gusta un montón. Ese artículo lo leí en Público y me gustó mucho, muy curioso :D

ruben dijo...

MJ: he dejado un comment sobre la experiencia erasmus de Paco y Víctor en busyliving. Espero que tb tuvieses.

Es estupendo lo de Público, por otra parte, un diario que hacía falta en ese hueco del espectro.

Me gusta mucho tu blog.

Mucho ánimo!

MJ dijo...

Hola Rubén:

Pues no, nunca fui Erasmus. En mi primera carrera no me atreví (estaba demasiado obsesionada con acabar los estudios en el tiempo que tocaba) y en la segunda no había la opción. Pero me desquité con estancias en el extranjero financiadas con otras becas, sobretodo con la de La Caixa (en California). Ya me ves, pseudoerasmus a los 30, jeje.

Un abrazo,
MJ

ruben dijo...

Hola MJ:
Bueno, pero un postgrad viene a ser el mismo tipo de experiencia. Tus vivencias (la fiesta de los jerseys, las quedadas imposibles para cenas delirantes con dramas para aparcar y demás, las fiestas "multiculturales" en todos los sentidos: de gente y comida, etc. ) son del mismo tipo: siempre enriquecedoras.

La línea del espítu erasmus, o el de un postgrado fuera, amén de profundizar en algún tipo de argumento académico (más fuerte en el postgrado), es sin duda el compartir experiencias.

Goethe dejó dicho en su Grand Tour por Italia ( los famosos "Italianische Raisen") que el viajar sirve, entre otras cosas, para conocerse mejor a través de las cosas que se contemplan y de las experiencias con otros.

En buena medida, tu blog, el de Paco, el de Pablo, el de Alejandro... muestran eso para alguien que os lee desde fuera.

Por eso son tan sabrosos...

un abrazo y mucho ánimo!

ruben