miércoles, septiembre 19, 2007

El viajecito

¿Cómo resumir un viaje de casi un mes -y dos etapas- en un post más o menos corto? Supongo que me tendré que limitar a un par de anécdotas. Vayamos por partes...

1) El norte de la Costa Oeste es una joya por descubrir: Tengo la impresión que la inmensa mayoría de los españolitos que visitan Estados Unidos van principalmente al área NY-Boston-DC o a California (y de California ven San Francisco, Yosemite, Los Angeles y poca cosa más). Pues no saben lo que se pierden: el norte de California y los estados de Oregon y Washington son una absoluta maravilla. La costa es de una belleza salvaje que quita el hipo, y hay un montón de parques naturales en los que me podría perder durante semanas. Para muestra un botón:

El grupo en Crater Lake: MJ, Jose, Virginia, Toni y Justin

Costa en Olympic National Park (Washington)

2) La gente de Washington y Oregon tienen cierta paranoia con los tsunamis. La carretera de la costa está plagada de estos carteles, y también había muchas indicaciones mostrando la ruta de evacuación en caso de tsunami:

Quel horreur!

3) Seattle tiene la biblioteca más fashion e impresionante que he visitado hasta la fecha. Y la ciudad no está nada, nada mal, tampoco. De hecho, pasa a ser mi tercera urbe favorita de los USA (tras San Francisco y Niuyol).

4) Me reafirmo en mis críticas a los conductores americanos: en el aeropuerto de San Francisco me atropelló una ancianita. Estaba yo ayudando a descargar las maletas del taxi (íbamos a pillar un vuelo a Las Vegas) cuando oí gritos y por el rabillo del ojo vi que se me echaba encima un coche. Mostrando insospechadísimos buenos reflejos, pegué un gran bote y caí sobre el capó del coche mientras éste se estrellaba contra el taxi, machacando unas maletas que podrían haber sido mis pobres piernas. Una de las ruedas del coche pasó sobre el pie de mi señor padre, provocándole un buen moratón. La conductora era una señora de 78 años que se había despistado mientras buscaba a alguien en el aeropuerto, y salió del coche temblando como una hoja. Pero tuvo suerte, porque decidimos no ponerle ninguna denuncia. Otra oportunidad de hacerme rica que dejo escapar alegremente.

Así quedó la maleta. Estoy muy feliz de seguir teniendo piernas.

5) Las Vegas es para visitarla una vez y basta. La primera vez que fui me dejó impresionada, la segunda, indiferente, y esta tercera vez me ha desagradado mucho. Es excesiva, es superficial, es un canto a todas las característica de la sociedad americana que me disgustan. Pero aun así, sólo en Las Vegas te puede casar un imitador de Elvis, como experimentaron mis señores padres (que renovaron sus votos matrimoniales en la capilla "Viva Las Vegas!", al son de las canciones del Rey)

Elvis seguirá siempre vivo en Las Vegas

6) Los dueños del SeaWorld de San Diego (donde enviaron a la orca Ulises, ¿recordáis, barceloneses?) son un poquitiiiiiito fachas. Pese a lo mucho que me gustó ver las acrobacias de Shamu, me dejó un poco tocada que antes de empezar el espectáculo, una de las entrenadoras de la orca pidiera a los soldados que había en la audiencia que se levantaran y al público que diera "un gran aplauso a nuestros héroes". En fin.

Pero también descubrí que hay formas mucho más sinceras de honrar a los soldados americanos en Iraq, como la iniciativa Arlington West, un memorial consistente en más de 3.000 cruces blancas que un grupo de voluntarios instala en la playa de Santa Barbara cada domingo. Me impresionó este cartel:

Y aquí dejo mi crónica de las vacaciones. Para ver la segunda tanda de fotos (las del viaje con mis padres), haced click aquí.

7 comentarios:

Mr.Celofan dijo...

Decidido, la boda en Las Vegas.

MM de planetamurciano.tk dijo...

Me pregunto cuantos tsunamis han sufrido en la costa Este pa ke están tan acojonaitos.
Yo muero por ir a Las Vegas y usted ya ha ido TRES veces Grrrrr, la envidia me corroe; precisamente me fascina su superficialidad, su horterada supina, su disparate y sus lujos excesivos; me parece un sitio taaaaan marciano.
¿ Entonces los norteamericanos conducen mal? Y nosotros por akí acomplejaos pensándo ke somos los peores del mundo. Ke cosas.

Mario Fernández dijo...

Halaaaaaa
La tía sobrevive a un atropello y a un más que probable tsunami, y sigue tan pancha. Qué flipe. Qué coraje. Qué sangre fría. Awesome!

YO dijo...

Coño, lo del casiatropello da un poco de cosa. Demasiado grafico, ejejeje.

Ya sabi yo que las mejores fotos y historias serian con tus señores padres, jejejjejejje.

Hidalgo dijo...

Que miedo me ha dado imaginarme a la viejecita al volante persiguiéndome por la calle :S.

Por cierto... Ulises murió no? Que pena de animal, aquí en Barcelona se ve que se comía el suelo cada vez que hacía un salto.

Saludos y feliz retorno

Xavi Menós dijo...

nena...

.. quina enveja...

MJ dijo...

@ Celofán: ade quieras, churri

@ MM: pues no seré yo quien le quite su sueño de las Vegas. Vaya, vaya, que no le decepcionará. Pero eso sí, no se le ocurra volver.

@ Ya ves. Y parezco tan normalita, eh?

@ Yo: no te angusties hombre, que al final no pasó nada.

@ Hidalgo: No sabía lo de Ulises. Me acabas de romper el corazón.

@ Xavi: elis elis... Vine't de visita, home