jueves, abril 19, 2007

Trabajarás en lugares extraños...

¿Dónde si no en mi oficina en el Stanford Lineal Accelerator Center (SLAC) podría tener yo un detector de rayos cósmicos? Bueno, no es exactamente mi oficina, es la del director de comunicaciones de SLAC (que le ha cogido cariño al trasto éste y ha decidido instalarlo encima de una mesa), pero como tengo allí mi sillita y mi ordenador, la considero mi espacio también.

Pues sí, el armatoste de la foto es un detector de rayos cósmicos. Lo enchufas y en menos de un minuto te muestra que te acaban de golpear verticalmente doce rayos, mientras siete más te atacaban diagonalmente y otro rayo traidor te pegaba horizontalmente sin que tú lo supieras. Como para preocuparse, vamos. Y preocupante es también que tener una maquinita así en la oficina me parezca una chulada. O que me emocione un poquito el llevar puesto un contador de radiación X en el trabajo (¡y es que vivo al límite!) y mucho más el compartir cafetería con tres premios Nobel en física, que ya están bastante viejecitos.

Será verdad lo que me ha dicho hoy el director de mi máster, que cuando hoy le he enseñado mi chapa del superhéroe "SLACerman: ¡Más rápido que un electrón acelerado!", me ha dicho muy preocupado: "Oh, María José. Te estamos conviertiendo en una auténtica nerd."

(Si a alguien le interesa leer un poco más sobre mis prácticas en Stanford, que pinche aquí )

6 comentarios:

idp dijo...

jejeje ....

pero ara en serio: Peró es que hi ha algú que no fliparia en colors per estar aprop d'un detector de rajos còsmics???? ô0

Odalric dijo...

M'he descuidat abans de desitjar-te bona diada de Sant Jordi!

MJ dijo...

Gràcies per les felicitacions! Per aquí ningú ho celebra... potser ho hauria d'importar.

Anónimo dijo...

Niña José!! que muchas felicidades desde los Columbus te envio!!
Cada dia me aficciono más a tu blog!
Un biquiño galego

Sònia dijo...

Nena, això del detector de rajos còsmics només podia ser americà, teeeela. Com estàs? Què tal la lingüística per Califòrnia? Heheheh. Per cert, hi vaig a l'agost, a San Francisco, m'han dit que tot el dia hi ha calitja, és veritat? Fes-me un balanç dels rajos còsmics que hi haurà, que potser anul·lo el vol. Un petó.

Sònia

MJ dijo...

Hola Sònia!

No havia vist el teu comentari. No sabia que em llegies! Què bé que vinguis a San Francisco, t'agradarà molt, tot i que l'agost no és el millor mes. Sí, hi ha calitja. A principis de tardor fa més sol. Però bueno.
Truca'm si vens (envia'm un mail i t'envio el número). A finals d'agost tinc dues setmanes de festa i ens podríem veure, o si no un cap de setmana.
Petons.