jueves, septiembre 21, 2006

Skunks with dangerous hats


Esta imagen corresponde a la anécdota que nos ha contado hoy mi profesor Paul Rogers en mi primer día de clase. Rogers (¡el tipo tiene un Pulitzer!) nos ha hablado de qué es noticia y qué no, y uno de los factores que él considera que convierten a un hecho en noticiable es que sea divertido. Para dar un ejemplo, nos ha contado de la vez en que se enteró de que varios grupos defensores de los derechos de los animales habían iniciado una campaña contra Yoplait. Resulta que en Estados Unidos, los envases de los yogures de esta marca tienen una forma muy distintiva, de cono. Por otra parte, se ve que las mofetas son unas entusiastas del yogur. Rebuscan en los contenedores de basura y cuando encuentran un envase de Yoplait con restos de esta ambrosia, las muy golosillas meten toda la cabeza en él, quedan atrapadas y mueren asfixiadas. Toda una tragedia americana.

Pues bien, Rogers publicó su artículo al respecto y fue un bombazo. Hubo tal clamor social pro-mofetas y anti-yogures asesinos que Yoplait acabó reuniéndose con los defensores de estos animales (he googleado un poco y he descubierto que hay incluso una asociación llamada that S.K.U.N.K.S. : Society of Kind Understanding for Not Killing Skunks). La empresa, por cuestiones de marketing, no quería renunciar a la forma distintiva del envase, así que llegaron a una solución intermedia, que fue añadir unos salientes al borde del envase que permiten que las mofetas apoyen allí sus patitas y puedan sacarse el "gorro letal".

La conclusión de Rogers para esta anécdota: “ahora sé que mi trabajo puede hacer de éste un mundo un poco mejor”. ¡Qué grande es el periodismo científico! (y qué bien me lo pasaré en este master si todas las clases son de este nivel).

5 comentarios:

Soy un Terrapin dijo...

A mi me paso lo mismo el otro dia cuando me estaba comiendo un yogur. Casi no lo cuento, simpatizo completamente con el problema mofetil, ademas mi bolso es de skunkfunk...

Fear the turtle!!

crístian dijo...

Hahaha, que bona la nèdduta aquesta! Però jo em pregunto: per què a Niuyó (o com a mínim al meu súper) no venen aquesta fantàstica combinació de chocolate i raspberry??? Jo la vull!!!
Nyamnyamnyam!

Javi U dijo...

Dios mio MJ!
Que anecdotas!!!
Esto es America

Ayer, lavando el bagno, me entere que si no usaba el detergente tal y como indicaban las intrucciones, estaba vulnerando una ley federal, yo, alli, con mis cacharros, queriendo limpiar un poco,,, y vulnerabdo la ley federal!!
Un beso desde DC
Javi U

Clausius dijo...

Me chocó a mí también la forma de los yogures. De hecho tuve que preguntar a una amiga que por dónde porras se abrían, porque yo intentaba abrirlos por la parte blanca, la de abajo.

Un show.

Saludillos desde Santa Bárbara.

MJ dijo...

Hola Clasius,
Pues sí, un poco tonta la forma de estos yogures (o por lo menos, no muy cómoda). Pero a mí lo que me joroba DE VERDAD es que no haya manera de encontrar yogures que no sean desnatados. Tiene su guasa que estos americanos se zampen todas esas cookies y hot dogs grasientos y luego sólo compren low-fat yoghourts.

Saludos desde Santa Cruz. Vente de visita algún día!